Bachillerato Internacional en Lenguas Mixtas GIB

Experiencias CAS 2015 - V GIB

SOLIDARIDAD CON NUESTROS HERMANOS DE SANTA EULALIA Y CHOSICA

VOLVER

 

El verano en el Perú se caracteriza por un intenso calor en la costa y la famosa época de lluvias en nuestra región andina. Este año esa característica no fue la excepción y sobre todo a puertas de la presencia del fenómeno de El niño que ya tiene preocupados a Chosica, Santa Eulalia, Chaclacayo y las poblaciones cercanas a la cuenca del río Rímac soportaron intensas lluvias las que tuvieron su punto más alto durante el mes de marzo, producto de ello cayeron sobre las localidades de Cashahuacra, Buenos Aires, Pomaticla (Santa Eulalia), Rayitos de Sol, La trinchera, Inka Cola, San José (Chosica) sendos huaycos que trajeron a su paso destrucción, pérdidas humanas y un paisaje desolador.

Pero esa Tragedia causada por el embate de la naturaleza, también trajo ayuda, solidaridad, servicio, esperanza. Como tenía que ser en nuestro colegio esa situación no pasó desapercibida y en los días que suspendieron las acciones escolares por disposición del MINEDU y la UGEL 06,  los alumnos de V y VI GIB pusieron manos a la obra.

El martes 31 de marzo empezaron a clasificar todas las donaciones que trajeron muchas familias que atendieron el llamado del Colegio en esta campaña de solidaridad y donaciones que ellos mismos recolectaron entre sus amigos, familiares y vecinos.

Fue un trabajo arduo desde las 8 hasta las 2:00 pm donde todo quedo listo y ordenado para el día siguiente. El primero de abril, muy temprano empezaron a trabajar. Las donaciones fueron puestas en el transporte que nos facilitó el Señor Iván Mallqui, al que agradecemos por su apoyo y el Señor Enrique Castañeda quien condujo para llegar a nuestro destino, además de la participación valiosa de los profesores Paul Rodriguez, Clarissa Atencia, Hernan Montes y las Hermanas Leticia y Edith.
El primer punto era Cashahuacra en Santa Eulalia. Para ello habíamos visitado la zona del desastre con las alumnas Julieta Fernández y Sara Gavidia de tal manera que nuestro objetivo fue ir directamente a las casa de las personas más afectadas. Luego nos dirigimos a Pomaticla, donde el paisaje era desolador,  a pesar del enorme esfuerzo por limpiar el lugar, aún quedaban las marcas del nivel en que llegó la masa de lodo inundando casa y arrasando todo a su paso. Posteriormente fuimos a la zona de Rayitos del sol en el Punto llamado Trinchera, entregamos las donaciones en los lugares que verdaderamente el Huayco había causado mucho daño.

Fue un día agitado, cansado, porque había que cargar, llevar los víveres a las casa de las personas afectadas, la ropa, hubieron muchos gestos de agradecimiento, también compartiendo la tristeza con los pobladores por haber perdido todo pero quedó en cada uno de los que participaron en esta actividad que no se necesitan de grandes cosas para hacer el bien, para sentirse útiles para querer cambiar en algo este mundo en el que vivimos.
La jornada terminó a las 3:30 pm aproximadamente.