Bachillerato Internacional en Lenguas Mixtas GIB

Política de admisión

Nuestra política de admisión GIB declara los siguientes requisitos académicos y actitudinales

Requisitos académicos a cumplir:

  No tener ningún desaprobado o una nota igual a 11
  Tener un promedio de 14 o más en los cursos que se dictan en GIB (Español o comunicación, Alemán, Inglés, Historia en Alemán, Biología en alemán y Matemáticas)
  Haber aprobado el DSD I (condición a considerarse una vez los resultados de examen se publiquen en diciembre)
  Los alumnos deberán tener como mínimo un promedio en conducta de 15.

 

Requisitos actitudinales a cumplir (Perfil de la comunidad del IB):

 

Mantener una actitud positiva y proactiva  frente al aprendizaje en todos los cursos. Y demostrar ser:
  Indagadores: Desarrollan una curiosidad natural. Adquieren las habilidades necesarias para indagar y realizar investigaciones, y demuestran autonomía en su aprendizaje.
  Informados e instruidos: Exploran conceptos, ideas y cuestiones de importancia local y mundial y, al hacerlo, adquieren conocimientos y profundizan su comprensión.
  Pensadores: Aplican, por propia iniciativa, sus habilidades intelectuales de manera crítica y creativa para reconocer y abordar problemas complejos, y para tomar decisiones razonadas y éticas.
  Buenos comunicadores: Comprenden y expresan ideas e información con confianza y creatividad en diversas lenguas, lenguajes y formas de comunicación. Están bien dispuestos a colaborar con otros y lo hacen de forma eficaz.
  Íntegros: Actúan con integridad y honradez, poseen un profundo sentido de la equidad, la justicia y el respeto por la dignidad de las personas, los grupos y las comunidades. Asumen la responsabilidad de sus propios actos y las consecuencias derivadas de ellos.
  De mentalidad abierta: Entienden y aprecian su propia cultura e historia personal, y están abiertos a las perspectivas, valores y tradiciones de otras personas y comunidades. Están habituados a buscar y considerar distintos puntos de vista y dispuestos a aprender de la experiencia.
  Solidarios: Muestran empatía, sensibilidad y respeto por las necesidades y sentimientos de los demás. Se comprometen personalmente a ayudar a los demás y actúan con el propósito de influir positivamente en la vida de las personas y el medio ambiente.
  Audaces: Abordan situaciones desconocidas e inciertas con sensatez y determinación y su espíritu independiente les permite explorar nuevos roles, ideas y estrategias. Defienden aquello en lo que creen con elocuencia y valor.
  Equilibrados: Entienden la importancia del equilibrio físico, mental y emocional para lograr el bienestar personal propio y el de los demás.
  Reflexivos: Evalúan detenidamente su propio aprendizaje y experiencias. Son capaces de reconocer y comprender sus cualidades y limitaciones para, de este modo, contribuir a su aprendizaje y desarrollo personal.